<$BlogRSDUrl$>
Mal momento para algunas libertades básicas, como la de expresión, controlada por el poder económico-político. Este blog hace guiños a la obra de Orwell y ejerce la libre expresión, sobre temas de información y comunicación, antes de que ésta sea controlada del todo por los poderosos.

viernes, agosto 12, 2005

Historias del ladrillo. Muerte al sol 

Aún no está claro del todo el caso, pero parece que el ladrillo (más bien la avaricia) se cobra otra víctima.

Ya saben cuál es la filosofía: el fin (forrarse) justifica los medios. En este caso, y a falta de la investigación forense y policial pertinente, estamos, como mínimo, ante un caso de propiciación de muerte. Ya veremos.

En La Verdad de hoy:

Muere de un golpe de calor un albañil sin contrato tras ser dejado por el empresario tendido en un parque al sol
Sufrió un desvanecimiento en la obra y el patrón y su hijo lo trasladaron en una furgoneta hasta la plaza de la Iglesia
GUILLERMO HERMIDA/SAN PEDRO DEL PINATAR

El sol y el duro calor que azotan la Región durante los últimos días se cobraron el miércoles una nueva víctima, la segunda en la Región este verano y la cuarta en toda España. Manuel Punzano Sánchez, un trabajador de la construcción de 43 años, falleció en Urgencias del Hospital Los Arcos de San Javier «casi con toda probabilidad por un golpe de calor, que le produjo un fallo multiorgánico», explicaba ayer la directora médica del centro, María Dolores Egea.

Punzano ingresó «en estado muy grave» sobre las 18 horas, con una temperatura corporal de 42 grados. Pese a que se le practicó una reanimación y un escáner, los médicos sólo pudieron certificar su muerte a las 20 horas. Hasta ahí, la historia oficial. Pero la tragedia de Manuel arrancó mucho antes.

«Llevaba ocho meses de baja y en el paro», explica su hermano José; «era el segundo día que iba a trabajar. Se llevó los papeles para que le hicieran el seguro y el contrato». A Manuel le preparó su mujer, María Ángeles, una tartera con algo de comer y dos botes de «cerveza sin alcohol, pues está delicado del hígado y ya casi no bebe». Se despidió de su hija Susana y partió hacia el tajo.

Versiones contradictorias

A partir de entonces, las versiones son contradictorias. Lo único claro es que a media mañana, Manuel comenzó a sentirse mal. Según los médicos de Los Arcos, eran los primeros síntomas del golpe de calor: descordinación, confusión verbal, elevada fiebre. Según Francisco, el empresario para el que acababa de empezar a trabajar, «porque había estado bebiendo vino y estaba borracho».

Francisco y Manuel son paisanos. Ambos vienen del pequeño pueblo de Santo Tomé, en Jaén. Manuel llegó con sus seis hermanos y sus padres hace más de 20 años, y desde entonces ha trabajado como albañil. Según Consuelo, su hermano mayor, «era un buen obrero, sabía lo que hacía y no corría riesgos. No entendemos cómo ha podido pasar esto».

La siguiente vez que alguien ve a Manuel son ya más de las cinco de la tarde. Bajo un sol de justicia, en la plaza de la Iglesia de El Pilar de la Horadada, Angelita y Juanita soportan como pueden en su quiosco y en su caseta de la ONCE el calor. Es entonces cuando ven que una furgoneta se detiene y dos hombres, Francisco y su hijo, según su propia declaración, sacan de la parte de atrás a Manuel, dejándole sentado en uno de los bancos de la plaza, al sol. «Fue él mismo el que me dijo que le dejara en la plaza, porque allí tenía aparcada la moto», se excusa Francisco. «Lo llevamos sentado en la parte de atrás, pero no vomitó aunque estaba que no se tenía en pie», añade.

Angelita y Juanita llegan incluso a mover a Manuel y le colocan con la cabeza apoyada sobre su mochila. Angelita recuerda que «quemaba como una farola al sol».
Al poco y después de arrastrarse en busca de algo de sombra, la situación de Manuel alarma a un policía local, Jesús Navarrete, que es quien finalmente da el aviso a una ambulancia del Hospital de Los Arcos.

Según su hermano José, «Manuel tenía los pulmones encharcados porque se ahogó en su propio vómito al dejarle sentado. Estuvieron más de una hora con él dando vueltas en un furgón cerrado y sin aire, y eso fue lo que acabó por empeorar su situación». La familia del fallecido cree que Francisco, el empresario, tiene responsabilidad en la muerte. «Si lo hubiera llevado en un primer momento a un centro de salud o al hospital, en vez de dejarlo tirado como un saco de patatas, tal vez estaría vivo».

«No había bebido»

La familia Punzano afirma que un médico de Los Arcos negó que Manuel hubiera consumido alcohol, un extremo que desvelará de forma definitiva la autopsia que ayer se le realizó en el Instituto de Medicina Legal de Cartagena.

Las diligencias por la muerte de Manuel las lleva el Juzgado de Instrucción número 4 de San Javier, pero los Punzano tienen previsto hoy, tras recibir el informe forense, presentar una denuncia formal ante la Guardia Civil por lo ocurrido. «Queremos que se sepa la verdad, y creemos que el empresario tiene parte de responsabilidad», afirma Consuelo.

Ayer, Paula, la madre de Manuel, acompañaba a su féretro en el entierro en San Pedro del Pinatar. A partir de hoy, la justicia empezará su trabajo


ASÍ PASÓ TODO :

Jornada laboral: Manuel Punzano inicia su segundo día de trabajo en la empresa C.E.C.H. Se dirige a una obra en la urbanización Pinar de Campoverde.
Malestar: Manuel comienza a sufrir a media mañana lo que parecen ser los síntomas propios de un golpe de calor. Sufre hipertermia y aparece desorientado y confuso.
Traslado: Francisco, el gerente de la empresa, acompañado de su hijo, sube a Manuel a la parte de atrás de una furgoneta y trata de contactar con uno de sus hermanos, sin éxito. Era antes de las 15.30 horas.

Abandono: Después de lo que pueden ser dos horas, Francisco deja a Manuel en la plaza de la Iglesia de El Pilar de la Horadada y contacta por fin con Consuelo, uno de sus hermanos. Le dice que ha dejado a Manuel borracho. Son aproximadamente las 17.30 horas.

Emergencia: Un agente de la Policía Local se percata del grave estado de Manuel y avisa rápidamente a una ambulancia.

Asistencia: Manuel ingresa en el Hospital Los Arcos con 42 grados de fiebre y un fallo multiorgánico. Pese a los esfuerzos del equipo médico (le realizan una reanimación y un escáner), Manuel fallece en Urgencias a las 20 horas.

Deja mujer y una hija de doce años

El empresario afirma que Manuel «estaba borracho perdido»

La Policía tomó declaración a una mujer que vio cómo lo dejaban solo en un
banco

«Lo bajaron y lo dejaron al sol; él se arrastró a la sombra», afirma una
testigo

La familia emprenderá acciones legales para «aclarar lo ocurrido»


Comments:
Joder, luego dicen que la explotación brutal del obrero es cosa del siglo XIX, de la época del colega Marx. Que hoy en día todo es diferente. Jaaa! el empresario es el mismo, casi siempre.
 
Aún si fuera verdad que Manuel estaba "borracho perdido", ¿no seguía siendo un ser humano sufriendo?Fuera cual fuera la causa, su "gran hermano" lo abandonó a su suerte, y ésa es la causa por la que perdió la vida, el desprecio y la despreocupación de un ser humano hacia otro. Seguro que le preocupaba más que su equipo de fútbol bajara a segunda...Vergonzoso.
 
VUESTRA HISTORIA

La coherente, ejemplar, pacífica, y democrática historia del PSOE



2003

Para justificar la postura de su Partido ante diversos acontecimientos, el Secret. General del PSOE ha aludido en numerosas ocasiones al pasado modélico y democrático de su partido, colocándolo como ejemplo a seguir en la lucha por las libertades, la defensa de la democracia, la lucha contra todo tipo de dictaduras, y la defensa a ultranza de la Paz.

Ello le da una mayor legitimidad, en su opinión, para poder hablar de estos temas y, sobre la actitud ejemplar del PSOE en el pasado, poder construir el futuro.

Veamos la veracidad de tales declaraciones.

1879

Pablo Iglesias fundó el PSOE en 1879 con 900 miembros, y todavía hoy se le tiene enorme respeto y veneración en el partido.

El crecimiento del PSOE fue lento y difícil En 1886 apareció el semanario del partido “El Socialista”, y en 1888 el sindicato ligado al partido UGT (que se independizaría a finales del s. XX).

En un reciente congreso del PSOE, Felipe González cerró su discurso subiendo una foto de Pablo Iglesias y hablando de él en un tono afectuoso y nostálgico recordando su lucha por la democracia y las libertades, la honradez que le caracterizó, su coherencia, su lucha por la paz, y recordó cómo él y muchos como él habían sido perseguidos por defender tales ideas.

Con ello, se rendía un tributo a quien debe ser un modelo a seguir por cualquier socialista, y se recordaba los años de persecución a los socialistas por el mero hecho de creer en la democracia...

1909

Suyas son las palabras: “No nos interesa hacer buenos obreros y empleados, buenos comerciantes. Queremos destruir la sociedad actual desde sus comienzos”.

Tras su condena, se desencadenó una ola anti-española y antigubernamental de manos de la izquierda europea contra la que protestó Pablo Iglesias negando que el tribunal militar (debido al Estado de guerra) hubiera actuado injusta o cruelmente.




1910

Pablo Iglesias reconoce su implicación el la Semana Trágica, defiende la figura de Francisco Ferrer, reconoce que la legalidad le interesa sólo mientras le beneficie, y amenaza con atentar contra el Presidente Maura.

“El PSOE viene a buscar aquí (al Parlamento), a este cuerpo de carácter eminentemente burgués, lo que de utilidad pueda hallar, pero la totalidad de su ideal no está aquí. La totalidad ha de ser obtenida de otro modo. Mi partido está en la legalidad mientras ésta le permita adquirir lo que necesita; fuera cuando ella no le permita alcanzar sus aspiraciones”

A continuación califica a Ferrer de “hombre de ideas”, reconoce la implicación de su partido en los desmanes del año anterior, y justifica la quema de conventos por el carácter antisocial de los religiosos, la campaña antimaurista de la izquierda europea (contra la que él mismo protestó) y asegura que la población de Barcelona estuvo de acuerdo con los desmanes.

Amenaza de muerte al Pres. Maura si se vuelve a presentar: “Debemos, viendo la inclinación de este régimen por S.S, comprometernos para derribar ese régimen. Tal ha sido la indignación por la política del Gobierno del Sr. Maura en los elementos proletarios que nosotros hemos llegado al extremo de considerar que antes de S.S. suba al Poder debemos ir hasta el atentado personal” (pag 439-443 Diario de Sesiones 7-7-1910).

El Presidente del Congreso le invita varias veces a retirar sus palabras, pero Iglesias se niega y se reafirma en ellas. 15 días después, Manuel Posa, de 18 años, disparó 3 tiros contra Maura, que salió gravemente herido.

Muchas calles de España llevan aún el nombre de Pablo Iglesias.


1917

El PSOE apoya la huelga general revolucionaria
El demócrata y defensor de la Paz Pablo Iglesias y su partido, que defendían la dogmática del marxismo puro, la lucha de clases, el Manifiesto Comunista, la dictadura del proletariado, la destrucción de la Iglesia, el Ejército, los Jueces, etc, no tuvo reparos en apoyar en 1917 la huelga general REVOLUCIONARIA a imitación de la soviética de Octubre en medio de un clima de crisis y de crispación social casi sin precedentes.

1923

El PSOE apoya la dictadura de Miguel Primo de Rivera
Tras participar por un breve tiempo en la Internacional comunista de Lenin (el demócrata gaseador de campesinos de la región de Tambov del mismo modo en que Saddam gaseó aldeas kurdas y que sirvió de ejemplo a Hitler 20 años después), el PSOE decidió la colaboración con la dictadura del General Primo de Rivera (1923-1930), padre del fundador de Falange Española.
Largo Caballero ocuparía la Consejería de Estado, los socialistas entraron en el Consejo de trabajo, en el Consejo Interventor de Cuentas, y diversos órganos del Régimen.

Ello permitió a los socialistas una libertad de acción y de expansión de la que no gozaban ni comunistas ni anarcosindicalistas, que sí se opusieron a la Dictadura.

1929-1930

El PSOE abandona al dictador, se niega a colaborar con una República burguesa, y luego se suma a la causa republicana.


Cuando la dictadura de Primo empezaba a declinar, los socialistas consideraron oportuno abandonar el barco y pasarse a la oposición al régimen que tanto les había beneficiado.

Pese a la caída de la dictadura y la crisis de la monarquía la dirección del PSOE se opuso a colaborar en la instauración d e una república burguesa (léase democrática y parlamentaria), para después, a partir de septiembre de 1930, colaborar en las huelgas revolucionarias que la demandaban. Varios altos miembros del PSOE acudieron al Pacto de San Sebastián de agosto de 1930 junto a otros grupos prorepublicanos.

1931

Se proclama la República y el PSOE entra en el Gobierno

En abril de 1931, y pese a haber obtenido las fuerzas monárquicas más concejales que las republicanas y socialistas juntas, la victoria de los republicanos en las principales ciudades llevó a republicanos y socialistas a exigir la salida del Rey bajo el pretexto de que no podían garantizar su integridad si no dimitía antes de las 19h, y pese a que no se había discutido en tales elecciones la continuidad o no de la monarquía. Cuando en 1995 el PP arrasó en las municipales el PSOE no vio motivo alguno para dejar el Gobierno (no digamos ya cambiar el sistema político).

Instaurado un gobierno izquierdista, el PSOE formó parte de él hasta 1933. Se redactó una nueva Constitución sectaria, se persiguió a la Iglesia Católica (el PSOE estuvo al frente de esta actitud), se quemaron conventos, se expulsó a la Compañía de Jesús, las huelgas se multiplicaron, así como los crímenes políticos, se reprimieron violentamente diversos conflictos sociales que llevaron al PSOE a ser tachado de contrarrevolucionario y reaccionario.

Se persiguió y acosó a la disidencia de derechas a la que se tachaba de monárquica y profascista, y se cerraron multitud de publicaciones derechistas con cualquier excusa.



1933

Las Juventudes Socialistas protagonizan la violencia callejera

Largo Caballero crea Grupo Deportivo entre las JJ.SS, entrenado con espíritu paramilitar para combatir en la calle a la “amenaza fascista” a los modos de las S.A o de la kale borroka. Portaban pañuelos rojos, puños en alto y entonaban canciones belicosas sembrando el terror entre los grupos de derechas y especialmente los falangistas, a los que hicieron objeto predilecto de sus ataques. Entre noviembre de 1933 y junio de 1934, Jose Antonio Primo de Rivera se negó a contestar a la violencia con violencia, pese a la casi decena de muertos entre los militantes de FE a manos de los “chíbiris” socialistas, lo que motivó la sorna de la izquierda, la derecha moderada y el ABC, que motejaron a José Antonio de “San Simón el enterrador” y a su FE de Franciscanismo Español o Funeraria Española.

Todo cambió el 10 de junio de 1934, tras un atentado contra el líder de Falange Española y el salvaje ensañamiento contra el joven falangista Cuéllar (cuya cara quedó desfigurada), muerto a manos de los chíbiris socialistas en Cuatro Vientos tras una concentración falangista. Falange decidió contestar a la violencia, y en 1936 las cifras de muertos de ambos bandos se habían equilibrado. No fue la Falange quien inició la violencia callejera como el PSOE intenta vender (la FE no contestó durante 7 meses y 8 muertos), sino el propio PSOE.

El 23 de julio de 1933 Largo Caballero le dijo a sus Juventudes Socialistas que el PSOE aspiraba a conquistar legalmente el poder, pero que de encontrar obstáculos iría a la creación de una República socialista y revolucionaria. Hay multitud de discursos de este estilo en aquellos años. Y hechos que los desarrollaron.

Por su parte, el ministro socialista Jiménez de Asúa creó este año la “Ley de vagos y maleantes”, que fue por tanto una ley creada por los socialista, y no por Franco (como suelen creer muchos socialistas actuales).

1934

El PSOE da un golpe de Estado contra la República y su Gobierno.

En nov de 1933 la derecha de la CEDA de Gil Robles ganó las elecciones pero la izquierda declaró que no aceptaría que formase gobierno, por lo que este se entregó al centro Radical de Lerroux. Los socialistas prepararon durante todo el año 34 la sublevación armada esperando al momento oportuno: “atención al disco rojo” Cuando la CEDA reclamó su derecho a entrar en el Gobierno (lo hicieron sólo 3ministros y sin asumir la Presidencia) el PSOE dio el golpe de Estado revolucionario con las armas conseguidas por Indalecio Prieto y con ayuda de la CNT.
El golpe incluía el secuestro del Presidente de la República y un Gobierno de Comisarios del Pueblo. Al tiempo, Luis Companys proclamó en Cataluña el Estado Catalán de la República Federal Española. El golpe fracasó en todo el país salvo en Asturias, donde con 30.000 hombres, los socialistas y otros grupos se ensañaron con sacerdotes, guardias civiles, y algunos paisanos. El diputado socialista Ramón González Peña voló las cajas fuertes del Banco de España. El Gobierno consiguió mantener el control con el envío del Ejército, pero aún así se perdieron casi 3.000 vidas. Largo Caballero estuvo varios meses en prisión, y Prieto huyó a Francia, de la que volvería después gracias a un democracia más generosa con ellos de lo que ellos fueron con ella.

Cuando en 1984 algunos socialistas quisieron conmemorar los 50 años de aquel ejemplo de ejercicio democrático, Felipe González lo impidió inteligentemente para evitar rememorar un hecho tan grave y nunca recordado. 2 años antes de que Franco diera su golpe de Estado, el PSOE ya lo había hecho con igual violencia pero menor éxito.

1936

El PSOE prepara a conciencia la guerra civil prometida por Largo.


Tras las elecciones de 1936 en las que Largo Caballero había prometido la guerra civil como remedio a todos los males y defendido la bolchevización del PSOE (lo que le serviría para ser Presidente del Gobierno en sept), el PSOE se convirtió en el principal partido del Frente Popular (con comunistas y azañistas), se indultó a los presos de 1934 y se encarceló a Jose Antonio Primo de Rivera por tener una pistola en su casa (moriría fusilado iniciada ya la guerra civil). Se alzaba junto a los comunistas la bandera del 34 y se solicitaba a la URSS la ayuda para “la conquista del poder por medio de la insurrección armada”. Como vemos, el PSOE nunca defendió la República, sino que sólo la usó para lo que le convenía y la violó cuando le venía en gana.

La victoria de la izquierda en 1936 fue arrolladora en la segunda vuelta tras haberse entregado el poder a Azaña tras la primera (que había estado bastante igualada). Curioso cambio en el voto en tan mínimo tiempo.

A Largo Caballero se le conocía ya como el Lenin español y tenía su estatua en la Plaza Roja de Moscú (luego la efigie de Stalin, otro gran demócrata, colgaría de la Puerta de Alcalá de Madrid).

La rivalidad entre Largocaballeristas y prietistas fue aumentando y se discutía a bofetadas en el Retiro entre Araquistáin y Zugazagoitia, cuando no a tiros (la escolta de Prieto, la Motorizada, tuvo que defenderle en un par de ocasiones pistola en mano de los largocaballeristas). Modo habitual este de resolver los debates en el seno de los partidos democráticos.

1936

Un militante del PSOE asesina al Jefe de la Oposición
El 13 de julio (5 días antes del inicio de la guerra civil) un grupo armado de guardias de Asalto de base socialista (aunque no enviado directamente por el PSOE), acude a casa del líder de la derecha republicana Gil Robles, al que no encuentra en casa. Seguidamente, acuden a la 01.30 de la madrugada al domicilio del líder de la derecha monárquica, José Calvo Sotelo, al que se llevan arrestado en un furgón, y en el que el militante socialista Condés le dispara 2 tiros en la cabeza abandonando el cadáver en el cementerio del Este. Este hecho fue el detonante final para el golpe de 1936 que ya se venía preparando.

A la izquierda puede verse la imagen del cadáver ensangrentado de Calvo Sotelo, así como el homenaje que poco menos que como a un héroe se hizo en una sede del PSOE a Condés cuando meses más tarde cayó muerto en la guerra en el frente de Madrid. Había librado al país de “un fascista”.

Mientras muchas calles españolas siguen llevando el nombre de Pablo Iglesias, todo un ejemplo como hemos podido ver, el nombre de José Calvo Sotelo ha sido barrido por “políticamente incorrecto”, por decirlo de alguna manera.

1936-1939

Con Largo Caballero de Presidente del Gobierno,las checas del PSOE desatan el terror el Madrid, mientras la efigie gigante de Stalin cuelga de la Puerta de Alcalá. Matanza de Paracuellos ( Carrillo y compañía). El PSOE se opone a que exista Parlamento.

Dado su actitud revolucionaria, al Secretario General del PSOE se le nombra Presidente del Gobierno en septiembre de 1936. Durante su Gobierno las checas del PSOE, creadas a imitación de las soviéticas , asesinan , violan y roban. Ser sospechoso de reaccionario, haber acudido a misa con regularidad, o leer el ABC eran motivos suficientes.

Ya Presidente Largo, casi analfabeto hasta llegar a los 20 años, pero con enorme carisma y que despertaba una confianza ciega entre los obreros, y ante el avance de Franco hacia Madrid, se decreta el fusilamiento de miles de presos civiles en Paracuellos del Jarama, actos de cuya responsabilidad se ha acusado a Santiago Carrillo.

Durante la guerra civil, la efigie de Stalin, uno de los padres de la democracia, presidía la Puerta de Alcalá (foto)
En diciembre, Stalin envía una carta a Largo aconsejándole que abra un parlamento aparentemente libre como estratagema para así ganarse la ayuda de las democracias liberales y no sus lógicas sospechas. Largo le contestó que en la zona republicana nadie sentía la menor inclinación hacia las formas parlamentarias. En su carta del 06-01-37, contesta a Stalin: “Cualquiera que sea la suerte que el porvenir preserva a la institución parlamentaria, ésta no goza entre nosotros, ni aun entre los republicanos, de defensores entusiastas”. Largo no era un demócrata, pero al menos era un hombre coherente.

1939-1977

40 años de deserción, y cesión de la lucha al PCE. Financiación por parte de la CIA?

Tras varios complots y golpes de Estado en los que estuvo inmerso el PSOE en los últimos meses de la guerra civil, comenzó una larga etapa en la que el PSOE no se distinguió por su lucha antifranquista, que quedó en manos del Partido Comunista (a pesar de que algunos socialistas parecen haberse pasado la vida en la cárcel por cómo hablan de aquellos tiempo).

Las pugnas internas en el PSOE continuaron después de la guerra civil. Llopis accedió a la Secretaria General en 1950 desde donde siguió un a política anticomunista y de alianza con los monárquicos de don Juan (quién lo diría) que culminaría en el Pacto de Munich de 1961.

En 1973 Felipe González llegó a la Secretaría en el congreso de Suresnes, en el que desarrolló un juego bastante sucio contra sus oponentes en el Partido. Se dice que el PSOE fue apoyado económicamente por la socialdemocracia alemana y sueca así como por la CIA, deseosa de evitar que el PCE fuera la primera fuerza de la oposición en España. En 1975, 2 semanas después de la muerte de Franco, la policía tenía ordenes de no detener bajo ningún concepto a Felipe González.

1977-82

Chantaje a la Corona y oposición brutal a UCD
Tras haber dicho en el 75 en “El Socialista” que Juan Carlos I no podía ofrecer una cara distinta a la de Pinochet, el PSOE defendió la república como forma de Estado frente a la monarquía durante el proceso de redacción de la nueva constitución en 1978. EL objetivo no era ese; se buscaba la consecución de otros objetivos a cambio de ceder en eso, lo que no fue otra cosa que una muestra de chantaje a la Corona y de negociación sucia.

Durante el Gobierno de Adolfo Suárez y la UCD, el PSOE llevó adelante una posición durísima e irresponsable. Su labor fiscalizadora fue absoluta, Felipe González, escandalizado de que se metiera a España en una organización militar, viajó al Pacto de Varsovia cuando la UCD introdujo a España en la OTAN (algo similar a lo de Zapatero y su viaje a Marruecos).

Alfonso Guerra (en la foto) ejercía su labor en el Congreso llamando a Adolfo Suárez “tahúr del Missisippi”, “perfecto inculto”, procedente de “las cloacas del fascismo”, ser un jinete del “caballo de Pavía”, y de ser amigo de recurrir al “pinochetismo” y a los “golpes de Estado parlamentarios”. Eso no sería obstáculo para el posterior escándalo protagonizado por su hermano, ni para utilizar un avión mystere del Ejército para desplazarse con su familia al Algarve; ni pretender saltarse el atasco a la vuelta en coche haciéndose abrir paso por su escolta. También es autor de otra frase desafortunada: “Para echar a la UCD me alío hasta con HB”

1982-1996

Paro, chaqueterismo, megalomanía y corrupción

Los socialistas prometieron trabajo (800.000 puestos), el “OTAN de entrada NO”, y la ética; dejaron un paro del 21%, un país comprometido con la OTAN y participando de sus bombardeos, una contínua cesión ante los nacionalistas, y un rosario de escándalos de corrupción: casos Juan Guerra, Flick, Filesa, Cruz Roja, Luis Roldán, la cuentas de la Expo, Mariano Rubio e Ibercorp, las escuchas ilegales del CESID, los GAL que causaron más de 25 muertos en una guerra sucia contra ETA “muy democrática” y por la que se encarceló al ministro del Interior y de la que se acusó también al Presidente González por algunos de los condenados, los vídeos comprometedores hechos a algún periodista opuesto al felipismo, el uso indebido de los fondos reservados, el mystere de Alfonso Guerra, Rumasa, amigos y gente cercana al PSOE que se enriquecía con negocios, la amistad con Betino Craxi, Carlos Andrés Pérez y otros dirigentes corruptos...

Todo se completaba con una gran megalomanía que hizo que Felipe González se paseara en el yate Azor de Franco, o que se construyera un bunker a prueba de bombas nucleares bajo la Moncloa, y que disponía incluso de un cementerio. De tan faraónica obra se dijo que se habían beneficiado constructores cercanos al PSOE

No faltó tampoco el control absoluto del Poder Judicial (“Montesquieu ha muerto”, dijo Alfonso Guerra) cargándose la división de poderes, y controlando el cuarto poder (la Prensa) a través de alianzas con el Grupo PRISA (El País, Canal +, la SER...), propiedad de Jesús de Polanco. TVE llegó a poner un “VOTA PSOE” durante 1 segundo en plena campaña de 1986 cuando Butragueño marcaba un gol a Dinamarca en el Mundial de Méjico86. Todo se coronó con la compra y cierre de Antena3 Radio (emisora opuesta al felipismo), y su posterior cierre.

EL PSOE mantuvo y estrechó lazos con la OTAN y los EE.UU.

1982-96

El PSOE bombardea con y sin mandato de la ONU a mujeres y niños en Irak y Yugoslavia.

En 1991, el gobierno del PSOE intervino en la guerra contra Irak prestando un inestimable apoyo logístico a EE.UU en los bombardeos de Irak, despegando de España aviones que causaron la muerte a mujeres y niños iraquíes. Tal intervención militar contaba con el apoyo de las Naciones Unidas, pero era rechazada por la mayoría del pueblo español, al que el Gobierno del PSOE no consideró oportuno escuchar.

El apoyo y la confianza que el Gobierno del PSOE generó en EE.UU ayudó a que Javier Solana alcanzase la Secretaría General de la tan denostada en otros tiempos OTAN, y contra la que el PSOE había clamado en la oposición.

Pocos años después, siendo Solana Secretario General de la OTAN y Felipe González Pres. del Gobierno, el PSOE apoyó el bombardeo de Yugoslavia (en el que también murieron mujeres y niños y se destruyeron las infraestructuras del país) bajo la dirección de EE.UU y enviaron tropas de tierra en la postguerra a pesar de que la intervención militar no contaba con el apoyo de las Naciones Unidas, pues tenían en veto de Rusia y de China. La opinión pública española estaba también mayoritariamente en contra, pero eso no amedrentó al PSOE.

En 2003 el PSOE atacó al Gobierno Aznar y le exigió que se opusiese con firmeza a un nuevo ataque contra Irak ante los incumplimientos de Saddam Hussein, basándose en que era una guerra injusta e ilegal porque no contaba con la ONU (como en el caso yugoslavo), aunque luego dijeron que se opondrían con o sin mandato de la ONU, y porque al estar la mayoría de los españoles en contra estaba dando la espalda a los ciudadanos,siendo prepotente y no escuchando a la gente. Se lanzaron acusaciones de “asesinos” y de estar colaborando en la muerte de mujeres y niños, así como de hacer “seguidismo” de EE.UU. Ante la oleada de violencia que sufrieron las sedes del PP y muchos actos públicos de sus miembros, dirigentes del PSOE dijeron que no les gustaban pero que “son mejores las piedras que las bombas”.

1982-96

La lucha del PSOE contra las dictaduras del mundo.

El PSOE, siempre atento como hemos visto a la lucha por la democracia, volvió a dar una prueba de sus escrúpulos democráticos al negarse a dar la mano al dictador chileno Pinochet en una reunión internacional.

Pero ello no impediría que Felipe González tuviera tratos amigables y concediera créditos a otros dictadores de ideología afín como Daniel Ortega, acusado de violación por una menor, a Fidel Castro con quien bailoteó en Copacabana, o con el líder terrorista Gadaffi cuando éste estaba inmerso en la financiación de grupos terroristas. Curiosamente, las relaciones con el líder libio se cortaron a raíz del ataque de Ronald Reagan contra el líder libio a causa de su apoyo al terrorismo internacional. ¿¿¿Seguidismo de Estados Unidos???

Algunas malas lenguas llegaron a decir que lo importante no parecía ser que se fuera demócrata o dictador, sino que se fuera de izquierdas.

Aún en 2003, y pese a tachar de asesinos a miembros del PP y tachar de matón a Bush y de acudir a manifestaciones antibelicistas, el PSOE no quería acudir a manifestaciones contra los fusilamientos de Fidel Castro, y, cuando finalmente se vieron forzados a ir, enviaron a Caldera (a las otras acudía el propio Zapatero) para condenar la dictadura pero también criticar a la oposición cubana de Miami y al embargo de EE.UU.

1996-2003

Las bases del PSOE eligen como jefe a Borrell, y los poderes fácticos del partido le derriban

Tras la marcha de Felipe González, el PSOE siguió en defensa de los intereses del grupo PRISA, y siendo Joaquín Almunia su Secretario General, decidió legitimizarse a través de su elección por las bases del partido, convencido de ganar en unas primarias. José Borrel, socialista no felipista, se presentó y ganó las primarias con el 55% de los votos.

Pese a su victoria, los poderes fácticos del PSOE (felipistas y polanquistas) torpedearon al líder elegidos por los militantes hasta forzar su dimisión en un nuevo ejemplo del respeto del PSOE a las reglas de la democracia. Almunia, que siguió como Secretario General se presentó a las elecciones del 2000 que dieron mayoría absoluta a la derecha.

Suerte parecida le tocó a Nicolás Redondo terreros en el País Vasco por mantener postulados antinacionalistas, mal vistos por los sectores felipistas y polanquistas del Partido.

Tras la salida de Almunia, las primarias dieron la victoria a Zapatero con un 38% de los votos. Moderado en un principio, los mismos poderes le incitaron a adoptar una postura mucho más dura con el Gobierno de Aznar, y parece no haber podido mantener la disciplina ni el el PSE con Odón Elorza ni en el PSC de Maragall, que van por libre y a veces en dirección opuesta a las directrices del PSOE de Madrid.
 
¿TE GUSTAN LOS IDEARIOS?

F.E DE LAS J.O.N.S.

1.- PUNTOS INICIALES

I. ESPAÑA

Falange Española cree resueltamente en España. España no es un territorio. NI un agregado de hombres y mujeres. España es, ante todo, UNA UNIDAD DE DESTINO. Una realidad 'histórica. Una entidad verdadera en sí misma, que supo cumplir –y aún tendrá que cumplir– misiones universales.
Por tanto, España existe:

1º. Como algo DISTINTO a cada uno de los individuos y de las clases y de los grupos que la integran.
2º. Como algo SUPERIOR a cada uno de esos individuos, clases y grupos, y aun al conjunto de todos ellos.

Luego España, que existe como realidad distinta y superior, ha de tener sus fines propios:

1º. La permanencia en su unidad.
2º. El resurgimiento de su vitalidad interna.
3º. La participación, con voz preeminente, en las empresas espirituales del mundo.

II. DISGREGACIONES DE ESPAÑA

Para cumplir esos fines, España tropieza con un gran obstáculo: está dividida:

1º. Por los separatismos locales.
2º. Por las pugnas entre los partidos políticos.
3º. Por la lucha de clases.

El separatismo ignora u olvida la realidad de España. Desconoce que España es, sobre todo, una gran UNIDAD DE DESTINO.
Los separatistas se fijan en si hablan lengua propia, en si tienen características raciales propias, en si su comarca presenta clima propio o especial fisonomía topográfico. Pero –habrá que repetirlo siempre– una nación no es una lengua, ni una raza, ni un territorio. Es una UNIDAD DE DESTINO EN LO UNIVERSAL. Esa unidad de destino se llamó y se llama España.
Bajo el signo de España cumplieron su destino –unidos en lo universal– los pueblos que la integran. Nada puede justificar que esa magnífica unidad creadora de un mundo se rompa.
Los partidos políticos ignoran la unidad de España porque la miran desde el punto de vista de un interés PARCIAL (Unos están a la DERECHA y Otros están a la IZQUIERDA). Situarse así ante España es ya desfigurar su verdad. Es como mirarla con sólo el ojo izquierdo o con sólo el ojo derecho: de REOJÓ. Las cosas bellas y claras no se miran así, sino con los dos ojos, sinceramente DE FRENTE. No desde un punto de vista parcial, de partido, que ya, por serio, deforma lo que se mira. Sino desde un punto de vista TOTAL, de Patria, que al abarcarla en su conjunto corrige nuestros defectos de visión.

La lucha de clases ignora la unidad de la Patria, porque rompe la idea de la producción nacional como conjunto. Los patronos se proponen, en estado de lucha, ganar más. Los obreros, también. Y, alternativamente, se tiranizan. En las épocas de crisis de trabajo, los patronos abusan de los obreros. En las épocas de sobra de trabajo, o cuando las organizaciones obreras son muy fuertes, los obreros abusan de los patronos. Ni los obreros ni los patronos se dan cuenta de esta verdad: Unos y otros son cooperadores en la obra conjunta de la PRODUCCION NACIONAL. No pensando en la producción nacional, sino en el interés o en la ambición de cada clase, acaban por destruirse y arruinarse patronos y obreros.

III. CAMINO DEL REMEDIO

Si las luchas y la decadencia nos vienen de que se ha perdido la idea permanente de España, el remedio estará en restaurar esa idea. Hay que volver a concebir a España como realidad existente por sí misma. Superior a las diferencias entre los pueblos. Y a las pugnas entre los partidos. Y a la lucha de clases.
Quien no pierda de vista esa afirmación de la realidad superior de España verá claros todos los problemas políticos.

IV. EL ESTADO

Algunos conciben al Estado como un simple mantenedor del orden, como un espectador de la vida nacional que sólo toma parte en ella cuando el orden se perturba, pero que no cree resueltamente en ninguna idea determinada.
Otros aspiran a adueñarse del Estado para usarlo, incluso tiránicamente, como instrumento de los intereses de su grupo o de su clase.
Falange Española no quiere ninguna de las dos cosas: ni el Estado indiferente, mero policía, ni el Estado de clase o grupo. Quiere un Estado creyente en la realidad y en la misión superior de España. Un Estado que, al servicio de esa idea, asigne a cada hombre, a cada clase y a cada grupo, sus tareas, sus derechos y sus sacrificios.
Un Estado de TODOS; es decir, que no se mueva sino por la consideración de esa idea permanente de España; nunca por la sumisión al interés de una clase ni de un partido.

V. SUPRESIÓN DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS

Para que el Estado no pueda nunca ser de un partido hay que acabar con los partidos políticos.
Los partidos políticos se producen como resultado de una organización política falsa: el régimen parlamentario.
En el Parlamento, unos cuantos señores dicen representar a quienes los eligen. Pero la mayor parte de los electores no tienen nada común con los elegidos: ni son de las mismas familias, ni de los mismos municipios, ni del mismo gremio.
Unos pedacitos de papel depositados cada dos o tres años en unas urnas son la única razón entre el pueblo y los que dicen representarle.
Para que funcione esa máquina electoral, cada dos o tres años hay que agitar la vida de los pueblos de un modo febril. Los candidatos vociferan, se injurian, prometen cosas imposibles. Los bandos se exaltan, se increpan, se asesinan. Los más feroces odios son azuzados en esos días. Nacen rencores que durarán acaso para siempre y harán imposible la vida en los pueblos. Pero a los candidatos triunfantes, ¿qué les importan los pueblos? Ellos se van a la capital, a brillar, a salir en los periódicos y a gastar su tiempo en discutir cosas complicadas, que los pueblos no entienden.
¿Para qué necesitan los pueblos de esos intermediarios políticos? ¿Por qué cada hombre, para intervenir en la vida de su nación, ha de afiliarse a un partido político o votar las candidaturas de un partido político?
Todos nacemos en UNA FAMILIA. Todos vivimos en un MUNICIPIO. Todos trabajamos en un OFICIO o PROFESIÓN. Pero nadie nace ni vive, naturalmente, en un partido político.
El partido político es una cosa ARTIFICIAL que nos une a gentes de otros municipios y de otros oficios con los que no tenemos nada de común, y nos separa de nuestros convecinos y de nuestros compañeros de trabajo, que es con quienes de veras convivimos.
Un Estado verdadero, como el que quiere Falange Española, no estará asentado sobre la falsedad de los partidos políticos ni sobre el Parlamento que ellos engendran.
Estará asentado sobre las auténticas realidades vitales:

La familia.
El Municipio.
El gremio o sindicato.

Así, el nuevo Estado habrá de reconocer la integridad de la familia, como unidad social; la autonomía del Municipio, como unidad territorial, y el sindicato, el gremio, la corporación, como bases auténticas de la organización total del Estado.

VI. DE LA SUPERACIÓN DE LA LUCHA DE CLASES

El nuevo Estado no se inhibirá cruelmente de la lucha por la vida que sostienen los hombres. No dejará que cada clase se las arregle como pueda para librarse del yugo de la otra o para tiranizaría.
El nuevo Estado, por ser de todos, considerará como fines propios los fines de cada uno de los grupos que lo integren y velará como por sí mismo por los intereses de todos.
La riqueza tiene como primer destino mejorar las condiciones de vida de los más; no sacrificar a los más para lujo y regalo de los menos.
El trabajo es el mejor título de dignidad civil. Nada puede merecer más la atención del Estado que la dignidad y el bienestar de los trabajadores. Así, considerará como primera obligación suya, cueste lo que cueste, proporcionar a todo hombre trabajo que le asegure no sólo el sustento, sino una vida digna y humana. Eso no lo hará como limosna, sino como cumplimiento de un deber.
Por consecuencia, ni las ganancias del capital –hoy a menudo injustas– ni las tareas del trabajo estarán determinadas por el interés o por el poder de la clase que en cada momento prevalezca, sino por el interés conjunto de la producción nacional y por el poder del Estado.
Las clases no tendrán que organizarse en pie de guerra para su propia defensa, porque podrán estar seguras de que el Estado velará sin titubeo por todos sus intereses justos. Pero sí tendrán que organizarse en pie de paz los sindicatos y los gremios, porque los sindicatos y los gremios, hoy alejados de la vida pública por la interposición artificial del Parlamento y de los partidos políticos, pasarán a ser órganos directos del Estado.
En resumen: La actual situación de lucha considera a las clases como divididas en dos bandos, con diferentes y opuestos intereses. El nuevo punto de vista considera a cuantos contribuyen a la producción como interesados en una misma gran empresa común.

VII. EL INDIVIDUO

Falange Española considera al hombre como conjunto de un cuerpo y un alma; es decir, como capaz de un destino eterno, como portador de valores eternos.
Así, pues, el máximo respeto se tributa a la dignidad humana, a la integridad del hombre y a su libertad. Pero esta libertad profunda no autoriza a tirotear los fundamentos de la convivencia pública. No puede permitirse que todo un pueblo sirva de campo de experimentación a la osadía o a la extravagancia de cualquier sujeto.
Para todos, la libertad verdadera, que sólo se logra por quien forma parte de una nación fuerte y libre.
Para nadie, la libertad de perturbar, de envenenar, de azuzar las pasiones, de socavar los cimientos de toda duradera organización política.
Estos fundamentos son: LA AUTORIDAD, LA JERARQUÍA Y EL ORDEN.
Si la integridad física del individuo es siempre sagrada, no es suficiente para darle una participación en la vida pública nacional. La condición política del individuo sólo se justifica en cuanto cumple una función dentro de la vida nacional. Sólo estarán exentos de tal deber los impedidos. Pero los parásitos, los zánganos, los que aspiran a vivir como convidados a costa del esfuerzo de los demás, no merecerán la menor consideración del Estado nuevo.

VIII. LO ESPIRITUAL

Falange Española no puede considerar la vida como un mero juego de factores económicos. No acepta la interpretación materialista de la Historia. Lo espiritual ha sido y es el resorte decisivo en la vida de los hombres y de los pueblos.
Aspecto preeminente de lo espiritual es lo religioso.
Ningún hombre puede dejar de formularse las eternas preguntas sobre la vida y la muerte, sobre la creación y el más allá. A esas preguntas no se puede contestar con evasivas; hay que contestar con la afirmación o con la negación. España contestó siempre con la afirmación católica.
La interpretación católica de la vida es, en primer lugar, la verdadera; pero es además, históricamente, la española.
Por su sentido de CATOLICIDAD, de UNIVERSALIDAD, ganó España al mar y a la barbarie continentes desconocidos. Los ganó para incorporar a quienes los habitaban a una empresa universal de salvación.
Así, pues, toda reconstrucción de España ha de tener un sentido católico.
Esto no quiere decir que vayan a renacer las persecuciones contra quienes no lo sean. Los tiempos de las persecuciones religiosas han pasado.
Tampoco quiere decir que el Estado vaya a asumir directamente funciones religiosas que correspondan a la Iglesia, Ni menos que vaya a tolerar intromisiones o maquinaciones de la Iglesia, con daño posible para la dignidad del Estado o para la integridad nacional. Quiere decir que el Estado nuevo se inspirará en el espíritu religioso católico tradicional en España y concordará con la Iglesia las consideraciones y el amparo que le son debidos.

IX. LA CONDUCTA

Esto es lo que quiere Falange Española. Para conseguirlo, llama a una cruzada a cuantos españoles quieran el resurgimiento de una España grande, libre, justa y genuina. Los que lleguen a esta cruzada habrán de aprestar el espíritu para el servicio y para el sacrificio. Habrán de considerar la vida como milicia: disciplina y peligro, abnegación y renuncia a toda vanidad, a la envidia, a la pereza y a la maledicencia. Y al mismo tiempo servirán ese espíritu de una manera alegre y deportiva.
La violencia puede ser lícita cuando se emplee por un ideal que la justifique.
La razón, la justicia y la Patria serán defendidas por la violencia cuando por la violencia –o por la insidia– se las ataque.
Pero Falange Española nunca empleará la violencia como instrumento de opresión. Mienten quienes anuncian –por ejemplo– a los obreros una tiranía fascista. Todo lo que es HAZ o FALANGE es unión, cooperación animosa y fraterna, amor. Falange Española, encendida Por un amor, segura en una fe, sabrá conquistar a España para España, con aire de milicia.


2.- LOS 27 PUNTOS PROGRAMÁTICOS DEL NACIONAL-SINDICALISMO


Propugnan vitalizar y estimular el pensamiento de José Antonio; y en su consecuencia:

1. Defender la unidad de España contra todo separatismo o disgregación, y mantener la reivindicación insoslayable de Gibraltar.
2. Rechazar y superar tanto el capitalismo liberal, como el comunismo, ambos de fondo materialista; la lucha de clases y todo intento de enfrentar a los españoles en bandos enemigos.
3. Mantener una posición que no es de izquierda ni de derecha, y si de convivencia política y de colaboración con otras asociaciones y grupos.
4. Afirmar la libertad y la dignidad del hombre, llevando a su plenitud el reconocimiento y la regulación orgánica de los derechos y deberes que las conforman.
5. Luchar por la paz y la justicia social; y a este fin, evitar no solo la frustración económica, sino también la cultural de nuestro pueblo, ofreciéndole la igualdad de oportunidades, sin discriminaciones sociales o económicas, y un nivel general de cultura que le coloque en condiciones de influir en las decisiones del poder y de comprender las consecuencias de sus actos individuales.
6. Propugnar que la Universidad no sea una mera oficina expendedora de títulos, sino que recobre supuesto rector de los rumbos espirituales de la sociedad, como organismo vivo, de formación integral al servicio del pueblo español.
7. Impulsar el protagonismo de la juventud, abriéndole nuevos horizontes para su participación en la vida española.
8. Proclamar la plena capacidad jurídica, política, social y laboral de la mujer española.
9. Proteger decididamente a la familia como célula básica de la sociedad cristiana, con medidas de auténtica eficacia económica, moral, jurídica y social, dirigidas a luchar contra la erosión constante a que está sometida esta primordial institución.
10. Exigir que la riqueza cumpla su primordial destino de servir al pueblo español, impidiendo y aun sancionando todo abuso, privilegio o explotación por parte de quienes la posean.
11. Reconocer e impulsar la propiedad privada, armonizándola con la cooperativa comunal, social y sindical, pero sin confundirla con el capitalismo especulador.
12. Impulsar firmemente el desarrollo de la participación popular, a través de la familiar, el municipio y el sindicato en todas las instituciones, a fin de que tengan la autenticidad, eficacia y representatividad a que tienen derecho.
13. Robustecer la vida de los municipios y armonizar las peculiaridades de los pueblos, comarcas y regiones en la unidad de destinos que, dentro de lo universal, España representa.
14. Imponer el respeto al principio de autoridad con garantía de la libertad y de las dignidades humanas que no pueden existir sin un orden mantenido por aquel y restablecer el sentido de la responsabilidad, erradicando al propio tiempo de nuestra sociedad las lacras de la violencia y del terrorismo.
15. Potenciar las fuerzas armadas como salvaguarda de lo permanente y garantía de la libertad del pueblo, y propiciar que, a imagen de las tradicionales virtudes castrenses, un sentido de servicio informe la vida española.
16. Dedicar a la política naval la atención especial que tanto en lo militar como en lo social y económico exige la importancia histórica, geográfica y estratégica que tiene España en el mar.
17. Impulsar la actividad del sindicalismo cono sus características ineludibles de unidad, autonomía, representatividad e institucionalización tanto para la defensa de los derechos de los trabajadores como del que les asiste de participar, sin mediatización política alguna, en las instituciones públicas y en los demás órganos de la Administración.
18. Estimular una conciencia nacional hacia el campo y sus problemas, y facilitar a cuantos en el viven y trabajan, soluciones que les permitan una vida digna y prospera, para que la tierra , en condiciones justas, pase a ser de quienes directamente la trabajas; y en suma dar a la vida campesina justicia, seguridad y modernidad, desarrollando una política de industrialización y capitalización de la producción agraria, y de vigilancia efectiva de la distribución de los productos, para evitar la manipulación, de precios o adulteraciones en la cantidad o calidad de aquellos.
19. Estimular la reforma de la empresa y , en general, de estructuras económicas y sociales, en el sentido de lograr la participación de todos los sectores que intervienen en el proceso productivo, la justa distribución de plusvalías derechos y responsabilidades; y evitar que la pequeña mediana empresa sea absorbida por el capitalismo especulador
20. Emprenderemos una campaña infatigable de repoblación ganadera y forestal, sancionando con severas medidas a quienes la entorpezcan e incluso acudiendo a la forzosa movilización temporal de toda la juventud española para esta histórica tarea de reconstruir la riqueza patria.
21. El Estado podrá expropiar sin indemnización las tierras cuya propiedad haya sido adquirida o disfrutada ilegítimamente.
22. Será designio preferente del Estado nacionalsindicalista la reconstrucción de los patrimonios comunales de los pueblos.
23. Es misión esencial del Estado, mediante una disciplina rigurosa de la educación, conseguir un espíritu nacional fuerte y unido e instalar en el alma de las futuras generaciones la alegría y el orgullo de la patria. Todos los hombres recibirán una educación premilitar que les prepare para el honor de incorporarse al ejército nacional y popular de España.
24. La cultura se organizará en forma que no se malogre ningún talento por falta de medios económicos. Todos lo que lo merezcan tendrán fácil acceso, incluso a los estudios superiores.
25. Nuestro movimiento incorpora el sentido católico -de gloriosa tradición y predominante en España- a la reconstrucción Nacional. La Iglesia y el Estado concordarán sus facultades respectivas, sin que se admita intromisión o actividad alguna que menoscabe la dignidad del Estado o de la integridad nacional.
26. Falange Española de las JONS quiere un orden nuevo, enunciado en los anteriores principios. Para intentarlo en pugna con las resistencias del orden vigente, aspira a la Revolución Nacional. Su estilo preferirá lo directo, ardiente y combativo. La vida es milicia y ha de vivirse con espíritu acendrado de servicio y de sacrificio.
27. Nos afanaremos por triunfar en la lucha con sólo las fuerzas sujetas a nuestra disciplina. Pactaremos muy poco. Sólo en el empuje final por la conquista del Estado gestionará el mando las colaboraciones necesarias, siempre que esté asegurado nuestro predominio

3.-ÉTICA FALANGISTA

LA COOPERACIÓN SOCIAL: EL GRUPO, EL EQUIPO Y LA TAREA COMÚN.

Todos, más o menos, necesitamos la cooperación de los demás. Ejemplo: en la escuela estamos reunidos en grupos o secciones. ¿Quién no ha necesitado la goma, la pluma o el lápiz del compañero o su ayuda para resolver un ejercicio?
De esta necesidad de cooperación surge el equipo o conjunto organizado en que cada uno cumple una misión y todos juntos realizan con mayor facilidad una tarea común. Ejemplo: varios niños se ponen de acuerdo para realizar un trabajo, poniendo cada uno en él su especialidad.
Para que un equipo funcione bien, es preciso que entre sus miembros exista amistad y compañerismo; sin un comportamiento cariñoso, correcto, respetuoso y servicial, nada bueno se puede lograr.
Pues bien, esto mismo ocurrirá, cuando seamos hombres. Necesitaremos de los demás. Por ello debemos aprender a vencer nuestros malos impulsos e ir fomentando los hábitos de cooperación para así contribuir a la construcción de una España mejor y más bella.

EL JUICIO SOBRE EL PRÓJIMO. LA JUSTICIA.

Decía un ilustre pensador: “Juan no es lo que a primera vista parece. En él hay tres distintos tipos de Juan: primero, el Juan que creen los demás que es; segundo, el Juan que él cree ser, y tercero, el Juan que realmente es. “
Esto quiere decir que, al juzgar a los demás, debemos andar con mucho cuidado. A veces no son lo que aparentan, ni nosotros somos lo que creemos ser. Debemos juzgar al prójimo lo menos posible, y, cuando lo hagamos, procuremos hacerlo con conocimiento de causa y con justicia. El principio de “Piensa mal y acertarás” debemos desecharlo por completo. Es falso y nefasto.
El juzgar a los demás precipitadamente hace que con frecuencia seamos injustos. Si tenemos que hablar del prójimo, meditemos bien nuestras palabras y procuremos hacerlo con delicadeza.
Censurar es fácil; pero es feo. Procurar comprender los actos del prójimo es más difícil; pero es más hermoso y, sobre todo, más justo.


LA OPINIÓN, EL DIÁLOGO Y LA GENEROSIDAD.

Cuando nuestra opinión sobre una cosa no coincida con la opini6n de los demás, ¿qué debemos hacer?
Pues veréis: en primer lugar, debemos escuchar serenamente y sin ánimo de polémica la opinión de los demás. Después, con sinceridad y justicia, reconocer la razón ajena o tratar de hacer comprender la nuestra por medio de un Diálogo sereno. Y si ninguna cosa puede ser, paciencia.
Lo que nunca debemos hacer es discutir a voces o con irritación. La sensatez debe presidir nuestro diálogo con los demás y la educación debe resplandecer en nuestros modales. Pensemos que el compañero o el vecino no tienen por qué opinar como nosotros. Seamos comprensivos, tolerantes y generosos. Respetando sus opiniones, él respetará las nuestras y, por este camino, la paz reinará entre nosotros y será más fácil llegar a un acuerdo.


LA SOLIDARIDAD SOCIAL, Y LA JUSTICIA SOCIAL.

Todos los españoles debemos sentirnos hermanos. Como tales, debemos compartir las alegrías y penas de los demás, socorriéndoles en sus necesidades y poniendo nuestra inteligencia o trabajo al servicio del bien común.
En esto consiste la solidaridad social y nacional. Todo aquel que no aporta gustoso su esfuerzo y sacrificio en pro de la colectividad, es indigno de vivir en sociedad.
Para regular los derechos y obligaciones de todos los que con su trabajo cooperan al bien común, el Estado español implantará la justicia social. Por medio de ella recibirá bienes de los ciudadanos y da a cada uno lo que le corresponde sin mermar los derechos de nadie.
Es natural que el que aporta más a la obra colectiva reciba más. Pero no se puede consentir que, por egoísmo, el fuerte abuse del débil o el parásito se aprovechen del esfuerzo de los demás.


COMPETENCIA SOCIAL, LIMPIA Y NOBLE.

En virtud de la solidaridad social, debemos contribuir con nuestro esfuerzo al bien colectivo y. sacrificar, en justa medida, nuestro bienestar para mejorar el de los demás. Esto es cristiano y meritorio.
Ahora bien: la solidaridad social no excluye la competencia social, limpia y noble. Cada cual puede y debe procurar para si y para los suyos el mayor bienestar posible, siempre que para lograrlo no recurra a medios ilícitos.
Es justo, por lo tanto, que un obrero dentro de su taller se procure un ascenso a base de trabajo constante, honrado y perfecto. Es igualmente justo que una persona busque mayor consideración y bienestar, si cada día se superar en su trabajo y se perfecciona moralmente.
Lo que no se puede pretender ni tolerar es querer ascender en la vida, .mejorar de categoría social recurriendo a la intriga, a la adulación o aprovechándonos del esfuerzo y mérito de los compañeros. Esto es injusto y deshonroso. Nadie que tenga dignidad debe intentarlo.


VALOR DE LA DIGNIDAD HUMANA

Se entiende por dignidad la corrección y el decoro de las personas en la manera de comportarse. Así, decimos que obra dignamente el que actúa con moralidad y justicia. En cambio, decimos que es indigno el que con sus actos no se hace merecedor del cargo o confianza que se le ha concedido.
La dignidad humana es algo tan importante que por nada del mundo debamos perder. De poco nos valdrá obtener ascensos y ganar dinero si para lograrlo tenemos que faltar a nuestro deber perjudicando a los demás.
Sea cual fuere el puesto que ocupemos en la vida, ocupémosle dignamente; es decir, por nuestros merecimientos. No hagamos desde él nunca nada que no esté de acuerdo con la moral.
Pero no basta ser dignos. Es preciso que respetemos la dignidad de los demás, no censurando con ligereza sus actos. La censura sólo es lícita cuando estemos obligados a hacerla y nos conste la malicia de la acción censurada.


EL HONOR, HONOR INDIVIDUAL Y HONOR COLECTIVO

El honor es una cualidad moral que nos lleva al perfecto cumplimiento de nuestros deberes con respecto a los demás y a nosotros mismos.
Ahora bien: el honor - patrimonio del alma - puede ser adquirido por nosotros mismos o heredado de nuestros antepasados. Es adquirido por nosotros mismos, cuando por nuestro mérito, trabajo y afán de superación nos hacemos merecedores del aplauso ajeno. Es heredado cuando nuestros antepasados lo han tenido y nos lo transmiten con su apellido.
Cuando el honor es patrimonio de una persona se llama individual. En cambio, cuando afecta a varias, es colectivo.
De todos los honores colectivos, el más transmisible es el honor nacional; es decir, el que hemos recibido de nuestros compatriotas a través de la Historia. Pero este honor, más que un derecho, es una obligación, pues nos impone el sagrado deber de ser españoles, de no hacer nada que pueda empañar la gloria de la Patria y de aumentar su prestigio ante el mundo con nuestra corrección y espíritu de servicio y sacrificio.


EL TRABAJO COMO ACCESO A UNA POSICIÓN INICIAL
Para que una sociedad sea perfecta, dentro de ella tiene que haber unos que manden y otros que obedezcan.
Así, dentro de la escuela el maestro ordena el trabajo y los alumnos lo realizan siguiendo sus normas; en el taller, la misión del maestro la ejerce el jefe, y en los pueblos, provincias y naciones, las autoridades competentes.
Los que mandan tienen la obligación de procurar el bien común, administrar justicia y tratar a los subordinados con bondad y respeto. Los que obedecen, deben cumplir lo mejor que puedan las órdenes recibidas, ser fieles a sus jefes y colaborar con los demás en la prosperidad y buena marcha de la empresa. De la unión y mutua comprensión entre los que mandan y obedecen surge la ilusión por la obra bien hecha de la empresa común. Cumplamos pues, nuestra misión en el seno de la comunidad y recibiremos como premio la felicidad que siempre proporciona el deber cumplido.
Todos los españoles, por el hecho de serlo, tenemos el deber de amar a nuestra Patria: a España.
Ahora bien: el amor debemos demostrarlo con obras, poniendo nuestras ilusiones y trabajos al servicio de ella. El estudiante, el obrero, el técnico, el empresario, etc., que cumpla con su deber, puede decir que sirve y ama a España. Pero para que España sea cada día más fuerte y gloriosa. Esto no es suficiente. Es preciso que la amemos con un amor de perfección; que no nos conformemos con lo que ya es, sino que aspiremos a hacerla más próspera, poniendo en nuestro trabajo un constante espíritu de supera Por otra parte, es indispensable evitar las rivalidades regionales y de todo género. Sólo uniéndonos en apretado haz, colaborando estrechamente con nuestros compatriotas, podremos lograr la prosperidad de España y el bienestar individual de cada español.


LA ASOCIACIÓN EL SINDICATO.

Desde muy antiguo, los hombres que trabajaban en un mismo ramo de la producción se reunieron en gremios para prestarse colaboraci6n, defender sus derechos y poder resolver mejor sus problemas.
Estas asociaciones o gremios tenían sus reglamentos, sus jerarquías y su Santo Patrón. Vivian en perfecta hermandad y durante la Edad Media alcanzaron gran esplendor.
Más tarde, el liberalismo, al introducir la lucha de clases, acabó con los gremios, pues los trabajadores, en lugar de agruparse por oficios, se agruparon en partidos políticos para luchar contra las demás clases sociales. El Nuevo Estado resucitará los antiguos gremios en forma de sindicato. En ellos, empresarios, patronos, técnicos y obreros, agrupados por ramas de producción, trabajan unidos por el bien colectivo y por medio de sus representantes presentan sus justas aspiraciones al Estado para que éste las resuelva teniendo en cuenta el supremo bien de la Patria.

4.-LA MUERTE ES UN ACTO DE SERVICIO

1. La muerte es un acto de servicio. Ni más ni menos. No hay, pues, que adoptar actitudes especiales ante los que caen. No hay sino seguir cada cual en su puesto, como estaba en su puesto el camarada caído cuando le elevaron a la condición de mártir.

2. No hagáis caso de los que, cada vez que cae uno de los nuestros, muestran mayor celo que nosotros mismos por vengarle. Siempre parecerá a esos la represalia pequeña y tardía, siempre deplorarán lo que padece, con soportar las agresiones, el honor de nuestra Falange. No les hagáis caso. Si tanto les importa el honor de nuestra Falange, ¿por qué no se toman siquiera el trabajo de militar en sus filas?

3. El honor y el deber de la Falange tienen que ser medidos por quienes llevan sobre sus hombros la responsabilidad de dirigirla. No olvidéis que uno de los principios de nuestra moral es la fe en los jefes. Los jefes tienen siempre razón.

4. Una represalia puede ser lo que desencadene en un momento dado, sobre todo un pueblo, una serie inacabable de represalias y contragolpes. Antes de lanzar así sobre un pueblo el estado de guerra civil, deben, los que tienen la responsabilidad del mando, medir hasta dónde se puede sufrir y desde cuándo empieza a tener la cólera todas las excusas.

5. Lo que demuestra mejor que nada si se conserva el temple, es la permanencia en el mismo puesto de peligro. No hace falta baladronadas; ¿qué mayor señal de firmeza que poner otro hombre, como si tal cosa, en el puesto donde estaba el caído?

6. El caído, que, cuando se le nombra, responde por la voz de los camaradas: ¡Presente!

7. El martirio de los nuestros es, en unos casos, escuela de sufrimiento y de sacrificio. Cuando hemos de contemplarlo en silencio. En otros casos, razón de cólera y de justicia. Lo que no pueden ser nunca nuestros mártires es tema de "Protesta" al uso liberal. Nosotros no nos quejamos. Ese no es nuestro estilo. Nosotros no profanamos los despojos de nuestros, muertos, arrastrándolos por editoriales jeremíacos o sacudiéndolos para lograr efectos políticos entre el ajado terciopelo de los escaños de las Cortes.

5.- NUESTRO MODELO DE ESTADO

En el verano de 1934, José Antonio Primo de Rivera y Pedro Sainz Rodríguez establecieron el siguiente acuerdo por escrito sobre "El nuevo Estado español":

1º. El Estado no es un testigo de la vida de la nación ni un guardián de su cauce; es el conductor de la vida nacional al servicio de su doctrina.

2º. La variedad tradicional de las regiones españolas se integrará en una unidad armónica al servicio de la continuidad histórica nacional.

3º. El Estado español no estará subordinado a ninguna exigencia de clase. Las aspiraciones de clase serán amparadas condicionándolas al interés total de la nación.

4º. La libertad es una categoría permanente que ha de respetarse. El liberalismo es una actitud errónea, ya superada, del sentido de la libertad. Las libertades tradicionales de los españoles serán conjugadas en un sistema de autoridad, jerarquía y orden.

5º. La condición política del individuo se justifica solamente cuando cumple una función dentro de la vida nacional. Por tanto, se proscribe el sufragio inorgánico y la necesidad de los partidos políticos como instrumentos de intervención en la vida pública.

6º. La representación popular se establecerá sobre la base de los municipios y de las corporaciones.

7º. Todo español podrá exigir que se le asegure mediante su trabajo una vida humana y digna.

8º. Ante la realidad histórica de que el régimen religioso y el sentido de la catolicidad son elementos sustantivos de la formación de la nacionalidad española, el Estado incorpora a sus filas el amparo a la religión católica, mediante pactos previamente concordados con la iglesia.

9º. Será fin primordial del Estado recobrar para España el sentido universal de su cultura y de su historia.

10º. La violencia es lícita al servicio de la razón y de la justicia

6.- JURAMENTO

JURO darme Siempre al servicio de España.
JURO no tener otro orgullo que el de la Patria y el de la Falange, y vivir siempre bajo la Falange, con obediencia y alegría, ímpetu y paciencia, gallardía y silencio.
JURO lealtad y sumisión e nuestros Jefes, honor a la memoria de nuestros muertos, impecable perseverancia en todas las vicisitudes
JURO donde quiera que esté, para obedecer o para mandar, respeto a nuestra jerarquía, del primero el último mando.
JURO rechazar y dar por no oída toda voz del amigo o enemigo que pueda debilitar el espíritu de la Falange.
JURO mantener sobre todo las ideas de unidad.; Unidad entre las tierras de España; Unidad entre las clases de España; Unidad en el hombre y entre los hombres de España.
JURO vivir en santa hermandad. con todos los de la Falange, y prestar todo auxilio y deponer toda diferencia siempre que me sea invocada esta santa hermandad.

7.- CÓDIGO DEL MILITANTE

1º.- La milicia, es una orden religiosa, sus tres votos son de obediencia, de patriotismo, y de espíritu de sacrificio. Se ingresa en ella voluntariamente, pero no podrán convivir los tibios ni los transeúntes. Hacerse militante de la Falange, es entregar todos los actos útiles de la vida para un servicio sagrado: el de ESPAÑA.

2º.- El militante tendrá siempre presente, que la prisión, las heridas y aún la misma muerte, son meros actos de servicio.

3º.- El duro y penoso servicio de la Primera Línea, es un honor, no una carga; sólo servirán en ella los que se hagan acreedores a tal honor.

4º.- El valor es una cualidad tan imprescindible y propia de todo Militante, como la honradez y la lealtad. Sólo alardean de valientes aquellos que no lo son. Ningún Militante, por lo tanto, exhibirá extemporáneas muestras de valor.

5º.- Siendo voluntario el servicio de la Primera Línea, el Militante por lo tanto quede obligado a cumplir lo que se le ordene sin discusión. El encuadramiento en las milicias obligue al acatamiento, obediencia y sumisión total a las Jerarquías Militantes en ella establecidas.

6º.- El Militante nunca deberá, actuar por iniciativa propia, las órdenes emanadas de los Jefes llegados al mando por méritos contrastados son siempre buenas, y desde luego, mejor que las ocurrencias personales.

7º.- El Militante acomete las empresas con constancia alegre y deportiva, pero en las situaciones publicas y muy especialmente en los actos de propaganda, sabrá revestirse de seriedad imperturbable y tendrá siempre en cuenta que no basta cumplir una orden, sino que es preciso cumplirla con el mayor valor y entusiasmo.

8º.- El Militante deberá anteponer siempre el servicio de la Falange a cualquier diversión y entretenimiento y queda obligado a acudir a cualquier hora del día o de la noche a toda actuación que se le ordene. Só1o justificará su falta una causa grave y comprobable.

9º.- Los méritos de los Militantes no habrán de hacerse públicos por suponerse a todos capaces de ellos, pero si las faltas, para escarmiento del que las cometiere.

10º.- El Militante debe partir del principio de que nadie, empezando por él mismo, debe saber las actuaciones, más que los que requiere necesariamente su actividad., y bajo ningún concepto comunicará a un tercero ningún informe sobre ellas.

11º.- Se abstendrá de toda conversación que demuestre tibieza o desagrado del servicio, duda de los Jefes o sentimiento de la fatiga, que exige lo que voluntariamente aceptó.

12º.- Evitará las exclamaciones y gestos que puedan confundir las huestes de la Falange con las mercenarias aduladoras del estilo liberal, y gritará sus “ARRIBAS” cuando en un ambiente hostil o desconocido pueda interpretarse su silencio como falta de convicción o exceso de prudencia.

13º.- Acudirá en todo momento y sin la menor vacilación al socorro del camarada en peligro, aún cuando en ello arriesgue su propia vida.

14º.- Servir, será virtud esencial en el Militante, y servir con alegría en el puesto que se le designe, sin orgullo ni ambición de mando.


9.-EL NACIONALSINDICALISMO QUIERE

1. La rotunda unidad de España.
2. Imponer a las personas y a los grupos sociales el deber de subordinarse a los fines de la Patria.
3. Máximo respeto para la tradición religiosa de nuestra raza.
4. Expansión imperial de España y política nacional de prestigio en el extranjero.
5. Sustitución del régimen parlamentario español de autoridad, que tenga su base en el apoyo armado de nuestro partido y en el auxilio moral y material del pueblo.
6. Ordenación racional y eficaz de la administración pública.
7. El exterminio y la disolución de los partidos marxistas, considerándolos antinacionales y traidores.
8. La acción directa del partido.
9. La sindicación obligatoria de todos los productores, como base de las corporaciones hispanas de trabajo, de la eficacia económica y de la unanimidad social española que el Estado Nacionalsindicalista afirmará como su primer triunfo.
10. El sometimiento de la riqueza a las conveniencias nacionales; es decir, a la pujanza de España y a la prosperidad del pueblo.
11. Que las corporaciones económicas y los sindicatos sean declarados organismos bajo la especial protección del Estado.
12. Que el Estado garantice a todos los trabajadores españoles su derecho al pan, a la justicia y a la vida digna.
13. El incremento de la explotación comunal y familiar de la tierra. Lucha contra la propaganda antinacional y anárquica en los campos españoles.
14. La propagación de la cultura hispánica entre las masas. 15. El examen implacable de las influencias extranjeras en nuestro país y su extirpación radical. 16. Penas severísimas para aquellos que especulen con la miseria y la ignorancia del pueblo. 17. Castigo riguroso para aquellos políticos que favorezcan traidoramente la desmembración nacional. 18. Que los mandos políticos de más alta responsabilidad sean confiados, de un modo preferente, a la juventud de la Patria; es decir, a los españoles menores de cuarenta y cinco años.
¡Españoles: Cread Juntas para la defensa de este programa! ¡Ingresad en la disciplina de las J.O.N.S.!

11.-ORACIÓN POR LOS CAÍDOS

Señor, acoge con piedad en tu seno a los que mueren por España y consérvanos el santo orgullo de que solamente en nuestras filas se muera por España y de que solamente a nosotros honre el enemigo con sus mayores armas.
Víctimas del odio, los nuestros no cayeron por odio, sino por amor, y el último secreto de sus corazones era la alegría con que fueron a dar sus vidas por la Patria.
Ni ellos ni nosotros hemos conseguido jamás entristecernos de rencor ni odiar al enemigo, y tú sabes, Señor, que todos estos caídos mueren por liberar con su sacrificio a los mismos que les asesinaron, para cimentar con su sangre joven las primeras piedras en la reedificación de una Patria libre, fuerte y entera.
Ante los cadáveres de nuestros hermanos, a quien la muerte a cerrado los ojos antes de ver la luz de la victoria, aparta, Señor, de nuestros oídos las voces sempiternas de los fariseos, a quienes el misterio de toda redención ciega y entenebrece, y hoy vienen a pedir con vergonzosa urgencia delitos contra delitos y asesinatos por la espalda a los que nos pusimos a combatir de frente.
Tú no nos elegiste, Señor, para que fuéramos delincuentes contra los delincuentes, sino soldados ejemplares, custodios de valores augustos, números ordenados de una guardia puesta a servir con amor y valentía la suprema defensa de una Patria.
Esta ley moral es nuestra fuerza. Con ella venceremos dos veces al enemigo, porque acabaremos por destruir no solo su potencia, sino su odio. A la victoria que no sea clara, caballeresca y generosa, preferimos la derrota, porque es necesario que mientras cada golpe del enemigo sea horrendo y cobarde, cada acción nuestra sea la afirmación de un valor y moral superiores.

Aparta así, Señor, de nosotros todo lo que otros quisieran que hiciésemos y lo que se ha sólido hacer en nombre de un vencedor impotente de clase, de partido o de secta, y danos heroísmo para cumplir lo que se ha hecho siempre en nombre de un Estado futuro, en nombre de una cristiandad civilizada y civilizadora. Tú solo sabes, con palabras de profecía, para qué deben estar aguzadas las flechas y tendidos los arcos.
Danos ante los hermanos muertos por la Patria perseverancia en este amor, perseverancia en este valor, perseverancia en este menosprecio hacia las voces farisaicas y oscuras, peores que voces de mujeres necias.
Haz que la sangre de los nuestros, Señor, sea el brote primero de la redención de España, en la unidad nacional de sus tierras, en la unidad social de sus clases, en la unidad espiritual en el hombre y entre los hombres, y haz también que la victoria final sea en nosotros una entera estrofa española del canto universal de tu gloria.
Que así sea señor.
 
Pero qué es esto,¿¿la versión española de 1984?? Y pensar que los hay que creen firmemente en ello...
 
Publicar un comentario

This page is powered by Blogger. Isn't yours?