<$BlogRSDUrl$>
Mal momento para algunas libertades básicas, como la de expresión, controlada por el poder económico-político. Este blog hace guiños a la obra de Orwell y ejerce la libre expresión, sobre temas de información y comunicación, antes de que ésta sea controlada del todo por los poderosos.

martes, marzo 29, 2005

El valor de los muertos 

Hay muertos de distintas categorías. Para Bush vale mucho más la vida de Terri Schiavo que la de 2.000 muertos en un terremoto de Indonesia, o que 26 muertos en Irak, o incluso que unos cuantos marines libertadores de Irak o cualquier otro país de los que acostumbran a liberar.

Y eso ¿por qué?. A ver cómo le cuenta a la madre de cualquiera de los muertos citados que su vida vale menos que la de otro. La respuesta está clara, no se trata del muerto, sino de lo que hay tras él, lo que representa, y lo que se puede ganar gracias a ello.

En el caso de Schiavo estamos hablando de integrismo religioso, que es una de las claves de la política de Bush. Integrismo religioso de los que ya son integristas y se echan a la calle ante la eutanasia (o sus variantes suicidas), el aborto y similares y que, sin embargo, callan infamemente cuando se arrasan otros países para que Bush justifique su cargo, incluso cuando caen, uno tras otro, decenas de soldados norteamericanos en dichos actos.

Y también hablamos del integrismo religioso sobrevenido al que las soflamas de los grupos influyentes pro-Bush han llevado a otros ciudadanos que antes eran moderados religiosos sin más. ¿Por que? Por lo de siempre, el Gran Hermano debe conseguir hacer piña en torno a unas pocas ideas simples y extremas, para conseguir así el apoyo incondicional hacia su figura y, consecuentemente, hacia cualquiera de sus acciones, por bestiales que sean. Ya sabes, o estás conmigo o contra mí.

Tampoco parecen importarle excesivamente a Bush y sus gentes las muertes tipo Columbine, como la reciente de Red Lake. Al menos no lo suficiente como para decir lo más mínimo a colectivos como el de los amigos de Charlton Heston y del rifle. No, no sólamente no les parece un disparate, sino que cada vez tienen más peso los amantes de las armas.

Armas que todo quisque tiene en casa para defenderse... ¿de quién? ¿de sí mismos? Hasta ahora lo único claro es que tener indiscriminadamente armas en casa para lo único que sirve es para que, de vez en cuando, se le vaya a alguien la cabeza y establezca el silogismo "las cosas son para usarlas" y termine dándole gusto al gatillo, que para eso está, que para eso salen continuamente en la TV tipos matándose a tiros todos los días.

No todos los muertos valen lo mismo, todo depende del provecho propio que se le pueda sacar a su mortaja.



Comments: Publicar un comentario

This page is powered by Blogger. Isn't yours?