<$BlogRSDUrl$>
Mal momento para algunas libertades básicas, como la de expresión, controlada por el poder económico-político. Este blog hace guiños a la obra de Orwell y ejerce la libre expresión, sobre temas de información y comunicación, antes de que ésta sea controlada del todo por los poderosos.

martes, diciembre 16, 2003

Doblepensar: Internet y la modificación del pasado 

"Winston pidió por la telepantalla los números necesarios del Times, que le llegaron por el tubo neumático pocos minutos después. Los mensajes que había recibido se referían a artículos o noticias que por una u otra razón era necesario cambiar, o, como se decía oficialmente, rectificar.
…/…
El trabajo de Winston consistía en cambiar las cifras originales haciéndolas coincidir con las posteriores …/… nunca daban a entender ni remotamente que se estuviera cometiendo una falsificación. Sólo se referían a erratas de imprenta o a citas.
…/… Así, las predicciones hechas por el Partido resultaban acertadas según prueba documental. Toda la historia se convertía así en un palimpsesto, raspado y vuelto a escribir con toda la frecuencia necesaria. En ningún caso habría sido posible demostrar la existencia de una falsificación."

Es curioso lo bien que encaja Internet con las tribulaciones de Winston en 1984. Winston modificaba el pasado escrito en la prensa de las hemerotecas. Ello, sumado al ejercicio de autosugestiónn para modificar el propio recuerdo, el doblepensar, hací­a que el pasado se modificara y quedara demostrado documentalmente.

En el universo Internet la modificación del presente fácilmente es también la modificación del pasado. Con lo sencillo que resulta editar una página web, o un weblog, lo que dijimos hace unos dí­as puede ser cambiado y, así­, nunca fue dicho. Si lo repetimos en el presente las suficientes veces, con la suficiente fuerza, todo el mundo creerá que realmente es como se dice ahora, donde dije digo digo Diego.

Así­, los poderosos sólo tienen que controlar los medios de comunicación y que éstos repitan tantas veces como sea necesario el discurso oficial, aunque éste contradiga la realidad, o recomponga el pasado. Algo por el estilo nos está pasando en España, donde, por ejemplo, recientemente, el ministro Rajoy, entrevistado por Iñaqui Gabilondo, repetía varias veces que la misión de las tropas españolas en Irak era 'pacificadora', no 'humanitaria'. Ya estamos con la reescritura del pasado. Gabilondo insistía: "¿en qué momento exactamente la misión pasó de ser 'humanitaria' a ser 'pacificatoria'?", pero Rajoy erre que erre, reescribiendo el pasado.
LA GUERRA ES LA PAZ
LA LIBERTAD ES LA ESCLAVITUD
LA IGNORANCIA ES LA FUERZA

Algo parecido está haciendo Berlusconi en Italia. Su lucha para imponer el doblepensar consiste en controlar casi todos los medios de comunicación importantes. Sólo existe su verdad, y hasta se permite cambiar las leyes para que encajen con sus prácticas polí­tico-empresariales-mediáticas, aunque a veces tope con pequeños obstáculos, como la negativa de Ciampi a firmar la nueva ley de televisión. Sin embargo, al final suele conseguir vadear la corriente sin grandes contratiempos.

El pasado reescrito, la realidad modificada y la opinión pública controlada: las elecciones a punto de caramelo.


Comments: Publicar un comentario

This page is powered by Blogger. Isn't yours?